Consideraciones de interés para los partidos

Estando próximo el comienzo de la Temporada 2013/14, pienso que puede ser interesante realizar un recordatorio de algunos aspectos administrativos o consideraciones previas a tener en cuenta por los entrenadores (también puede servirnos a los árbitros para repasar) de cara a los partidos que pronto comenzarán.
En concreto, abordaré desde el momento antes de viajar hasta el final de partido, teniendo en cuenta que todo es aplicable a cualquier categoría o competición (aunque en categorías superiores se supone que todo lo reflejado a continuación debe controlarse).

*Al final de la entrada, mencionaré algunas de las situaciones prácticas más habituales y su resolución según las Reglas de Juego (jugador no inscrito en acta por error, entrenador que no está presente al firmar el acta y llega después, etc.).
Lo primero que debe tenerse en cuenta es el conocimiento de las Reglas de Juego, pues son el aspecto fundamental para saber qué se puede hacer (y qué no) en los partidos. Si existe una normativa específica como puedan ser las Reglas Minibasket y/o Infantiles, también debe conocerse, teniendo especial atención a los cambios que puedan surgir de una temporada a otra (como parece que sucederá en esta temporada que entra en Andalucía en categoría infantil, en general, y en Cádiz en la competición preminibasket en particular, por poner ejemplos).
Los entrenadores (y árbitros) también deben conocer las Bases de Competición específica(s) de aquella(s) categoría(s) en las que se moverán, de manera que conozcan aquellas particularidades que no vienen reflejadas en las Reglas de Juego.
En cuanto a la tramitación de las licencias de cada equipo, aquí normalmente el entrenador no realiza el “papeleo”, siendo realizado para todos los equipos por algún miembro del club.

Una vez que comienza la competición, nos encontramos con los partidos y la preparación de la documentación que será necesaria entregar para jugar. A continuación expongo algunos aspectos que deben tenerse en cuenta, y que no viene mal recordar (especialmente cuando jugamos fuera de casa y no tenemos la facilidad de ir a buscarlo):

  1. Revisar antes de salir que llevamos todas las licencias y trípticos.
  2. Llevar, además, los DNI’s de todos los miembros del equipo (entrenadores, jugadores, delegados, etc).
  3. Es preciso recordar que, si hay algún participante en el partido que no esté identificado con su licencia, debe presentar DNI original o carnet de conducir (si lo tiene, claro). Si NO presenta ninguna identificación oficial, NO podrá jugar el partido.
 Licencia2
O
Si  jugamos en casa, hay que recordar que debemos entregar el siguiente equipamiento: acta de la categoría, cronómetro (aunque normalmente lo llevan los oficiales de mesa), banderas indicadoras de 4ª falta (indicadores de faltas de equipo), flecha de posesión alterna y tablillas de personales (indicadores de faltas de jugadores). De todo esto, lo imprescindible podríamos decir que sería el acta, banderas de 4ª falta y flecha de alternancia.
También debemos tener en cuenta que si en esa categoría es necesario presentar Delegado de Campo, debe estar en el terreno de juego, como muy tarde, 20 minutos antes del comienzo, poniéndose a disposición de los árbitros (en categoría provincial).
Para partidos de categoría (Nacional, EBA, etc), hay que recordar que el Delegado de Campo debe estar una hora antes del comienzo, esperando la llegada de los árbitros y quedando a disposición de los mismos, de manera que colabore en todo aquello que se le requiera.
El Delegado de Campo debe tener licencia de equipo, y en caso que no la tenga o no acuda, podrá ejercer esa función cualquier otra persona que se acredite con DNI original, y sea mayor de edad.
En caso que no exista delegado de campo, será el entrenador del equipo local el que deberá colaborar con el árbitro en aquellas situaciones que sean precisas.
Os dejo un buen video editado por el Comité de Árbitros de FAB Cádiz, que detalla de manera muy clara las funciones tanto del Delegado de Equipo como del Delegado de Campo. 

Una vez en la pista, el equipo local debe:
 
  1. Tener su banquillo y su propia canasta a la izquierda de la mesa de anotadores.
  2. Dar las licencias (entrenadores, jugadores, etc.) ordenadas por número del jugador y tríptico, al menos 20 minutos antes del comienzo del partido. No esperar que nos las pidan, da mayor sensación de colaboración si se llevan por iniciativa propia.
  3. Dar el quinteto inicial y nombre del capitán, 10 minutos antes del comienzo. El equipo local será el primero en darlo:
a.   En este momento, el entrenador deberá firmar el acta. Al hacerlo, da su visto bueno a todo lo allí reflejado (número de jugadores inscritos, nombres, etc.). Es importante revisar el acta antes de firmarlo, pues cualquier error que se produzca puede traer complicaciones una vez firmada el acta (como veremos más adelante).
b. Si el equipo no presenta primer entrenador, el ayudante ejercerá las funciones de entrenador. Si tampoco existe ayudante de entrenador (o entrenador ayudante, que es la nomenclatura que se usa actualmente), será el capitán el que ejerza las funciones de entrenador. Si se trata de un equipo, por ejemplo, minibasket, el delegado no está autorizado para estar de pie y dirigir a los jugadores (estando de pie); distinto puede ser que los árbitros se lo permitan … pero no está reflejado en las Reglas de Juego.
Durante el partido, puede estar de pie el entrenador o el ayudante de entrenador (uno solo, no ambos a la vez), pero con el matiz que si el entrenador está sentado y su segundo está de pie, este último puede dirigirse a sus jugadoras pero NUNCA a los árbitros.
El Delegado de Equipo, según el Reglamento Oficial, NO puede levantarse del banquillo ni dirigirse a la mesa de anotadores, pues no tiene funciones asignadas en dichas Reglas.
Podríamos decir que por “cortesía”, en ocasiones se permite que vaya a la mesa a consultar (debe ir con reloj parado y balón muerto, y una vez finalizada la comunicación de los árbitros con los oficiales), sin entorpecer la labor de los oficiales de mesa, y sin hacer observaciones de cualquier decisión de los árbitros, error en el tanteo, etc.
Para cualquier consulta en la mesa de anotadores, debe tenerse presente que solo pueden acudir, de manera correcta y adecuada, el entrenador o su ayudante, siempre y cuando el balón esté muerto, el reloj parado y se haya finalizada la comunicación de los árbitros con los oficiales de mesa.
De igual manera, el capitán es el representante del equipo en la pista, por lo que podrá dirigirse a los árbitros de manera correcta si se dan las mismas condiciones que con el entrenador (reloj parado, balón muerto, etc) para recibir alguna aclaración (pero no puede estar continuamente dirigiéndose a los árbitros).

La solicitud de tiempo muerto la realizará el entrenador o su ayudante, acercándose a la mesa y realizando la señal convencional de tiempo muerto.

La solicitud de sustitución únicamente puede realizarla la jugadora que quiere salir a la pista, debiendo estar preparada para jugar de inmediato (por ejemplo, sin chándal). Para solicitarla, debe acercarse (y quedarse) a la mesa de oficiales. Si existen sillas de cambio debe sentarse en ellas (según la categoría).
Si, una vez finalizado el partido el entrenador quiere firmar bajo protesta, debe dirigirse con el capitán de su equipo a la mesa de oficiales, pues la persona que debe firmar el acta en caso de protesta es el capitán. Al acercarse, informará a los árbitros u oficiales de mesa, que desean firmar el acta bajo protesta.
El capitán firmará en el espacio reservado en el acta para tal fin, no pudiendo escribir (ni pedir-exigir al árbitro) por detrás del acta los motivos que le conducen para protestar o reclamar (en ocasiones, hay entrenadores que quieren que se escriba el motivo por el que protestan).
De igual manera, los árbitros se abstendrán (o deberían) de preguntar los motivos de la firma bajo protesta. Se podría emplear un dicho popular, como es el de “la curiosidad mató al gato” (si el árbitro pregunta porque tiene curiosidad por saber por qué firman bajo protesta, puede llevarse una mala contestación o tener que aguantar el “chaparrón” del entrenador).
Otro punto que puede ser importante una vez finalizado el partido, es pedirle al árbitro que refleje por detrás de acta la lesión de cualquier jugador, de cara a futuras atenciones que pueda necesitar ese jugador por parte del seguro deportivo correspondiente.
* Situaciones prácticas que pueden suceder en los partidos (las más comunes, en cuanto a miembros de equipo inscritos en acta):
  • No se entrega la licencia de un jugador (o, por error, los oficiales de mesa no lo inscriben), por lo que no está en el acta del partido:
Aunque el entrenador haya firmado el acta dando su conformidad a lo allí reflejado, si se descubre el error de este jugador no inscrito en acta, podrá ser inscrito en dicho acta si el partido aún no ha comenzado.
Dicho con otras palabras, si el balón aún no ha salido de las manos del árbitro durante el salto entre dos inicial del partido.
Si ya hubiera salido el balón de las manos del árbitro, ya no podrá ser inscrito bajo ningún concepto.
Esto también es aplicable, en las mismas condiciones, si no se ha entregado la licencia de un jugador porque aún no ha llegado al terreno de juego.
  • Error en algún dorsal de jugadores:
Si se descubre el fallo antes de comenzar el partido, se modifican sobre la marcha.
Si el partido ya ha comenzado y se descubre el error por parte de los árbitros, detendrán el juego sin poner en desventaja a ningún equipo.
En ambos casos, se modifican los números sin ninguna sanción para el entrenador, y se continúa con el juego.
  •           Error al dar el quinteto inicial (mientras lo está dando el entrenador), o bien sale un jugador a la pista sin estar en el quinteto inicial:
Si dicho error se detecta antes que comience el partido (tal y como se comentó en el primer caso, expuesto más arriba), se sustituye al jugador por uno de los 5 que debían jugadores que debían comenzar el partido (sin sanción para el entrenador).
Si el error se descubre una vez que el partido ha comenzado, se ignora y se continúa jugando.
  •        Equipo que inscribe al entrenador pero que, en el momento de firmar el acta no está en el terreno de juego, por lo que firma el segundo entrenador o el capitán:
En este caso, aunque la licencia esté entregada el entrenador no podrá ejercer como tal pues no firmó el acta, pasando a ser el responsable del equipo el segundo entrenador (o bien el capitán, si tampoco existe segundo entrenador). Sí podrá estar en el banquillo, pero no como entrenador (por lo que no podrá dirigirse a los árbitros).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.