Minibasket: defensa ilegal y categoria de formación

El pasado 26 de julio de 2014 escribí un post titulado “Defensas ilegales en Minibasket” donde, como podéis recordar si accedéis al mismo, abordaba la problemática existente a la hora de identificar y sancionar, por parte de los árbitros, las defensas ilegales que se realizaban en los partidos y la dificultad para los árbitros (incluso para entrenadores) de determinar si era una defensa “de ayudas” o una defensa “por zonas”.
En la misma entrada, planteaba que “En los Campeonatos de España Minibasket de Selecciones Autonómicas  se determina la defensa ilegal de otra manera: un defensor no puede permanecer dentro de su zona más de 5 segundos sin la presencia del jugador al que defiende. 

Esta podría ser una medida más objetiva para los árbitros, pudiéndose reducir el tiempo de permanencia en el interior de su zona para evitar beneficios “al que no defiende a nadie” y se coloca a defender dentro de la zona.”
También planteaba que “Estas soluciones deben buscarse siempre desde el punto de vista multidisciplinar, en reuniones conjuntas entre todos los estamentos que, en definitiva, formamos parte del baloncesto, ya que cada una de ellas tiene un punto de vista diferente (a veces son pequeños matices diferentes) y que puede aportar bastante desde su parcela.”
Pues bien, el año pasado se creó una comisión a nivel andaluz para elaborar diversas modificaciones en el reglamento minibasket (el último era de 2009). De esta comisión surgen las Reglas Oficiales de Minibasket 2015, de aplicación a partir del 1 de octubre de 2015.
En dicha comisión se modifica, entre otras cosas, el concepto de defensa ilegal y se adopta el empleado en los Campeonatos de España Minibasket de Selecciones Autonómicas: “Se considerará defensa ilegal y será responsabilidad del entrenador permanecer un jugador en defensa más de cinco (5) segundos en el área restringida sin presencia de su defensor. Se considera que un defensor está en el área restringida si tiene cualquier parte de su cuerpo en contacto con el área restringida o las líneas que lo delimitan.” Esta definición que figura en las Reglas Oficiales contiene un error tipográfico, ya que indica “…jugador en defensa más de cinco (5) segundos en el área restringida sin presencia de su defensor; en lugar de poner atacante”.
Por lo tanto, se quita la subjetividad del concepto de años anteriores y se utiliza un concepto más fácil de identificar para los árbitros. Con esta modificación, surgen detractores que indican que ahora está permitida una defensa zonal en media pista, siempre y cuando respete la condición de no estar más de 5 segundos en el área restringida sin presencia de su atacante. Por ejemplo, se puede hacer una zona 3-2 o 1-2-2, con los dos defensores cercanos a canasta entrando y saliendo de la zona para evitar incurrir en defensa ilegal. Este aspecto no es competencia de los árbitros. Ya es cuestión de lo que opine cada persona, sobre si es adecuada la realización o no de defensas zonales en minibasket.

Sigo pensando que debemos intentar matizar otra cuestión que no tiene nada que ver con las defensas ilegales, y de la que no se habla mucho (o nada), pero que sí considero de un gran valor formativo por parte del árbitro hacia los jugadores en los partidos, como es el poder explicarles determinadas cosas que les sancionamos, especialmente en lo que a violaciones se refiere.

Actualmente, si sancionas a un jugador con unos pasos, por ejemplo, no te da tiempo a poder explicarle en el momento el por qué, qué es lo que ha hecho mal y cómo puede realizarlo de manera legal. Todo es pitar la violación y que el otro equipo saque de manera rápida sin dar tiempo a nada.

¿Sería interesante, desde el punto de vista formativo, que se le dé potestad en el reglamento al árbitro para detener el juego si considera oportuno realizar una aclaración al jugador que comete unos pasos?

Personalmente, desde el punto de vista como formador mientras arbitro, pienso que DEBERÍA REGULARSE este aspecto, para que se pueda detener el juego para explicar algo a los jugadores, sin que ningún equipo pueda quejarse por no dejarle sacar rápido. ¿Cómo va a aprender el jugador si a veces puede que no sepa lo que se le ha pitado? ¿Si se le explica al cabo de varios minutos, recordará lo que hizo?

¿Estamos ante FORMACIÓN O COMPETICIÓN pura y dura? ¿Es posible que coexistan ambos conceptos?
Ante todo esto, y no es una opinión mía únicamente sino compartida con entrenadores, árbitros, etc., deberíamos intentar llegar a un consenso sobre todo lo relacionado con las categorías de formación, para buscar qué puede ser mas adecuado en estas edades.
Consenso para ver si queremos formar mientras se juega el partido, de manera que ante una situación que el árbitro crea que merece ser explicada al jugador, pueda detener el partido para hacerlo; o bien si solo queremos jugar y competir. Para mejorar la formación en los partidos, habría que adaptar el reglamento al respecto.
Realmente todos debemos ponernos manos a la obra para encontrar el camino más adecuado para mejorar la formación en los partidos, adaptando el reglamento para que el árbitro en estas categorías realmente pueda ser un formador más para los jugadores.
Al menos esta es mi modesta opinión al respecto.
¿Realmente todos estamos en la misma línea?
Sigo considerando muy interesante, y de aplicación, una idea de Patricia Ramírez (@Patri_PsicologaIntentar-Hacerpsicóloga deportiva muy conocida), respecto a la diferencia entre intentar y hacer:

 

EL CAMBIO ES POSIBLE. 
¿Queremos mejorar la formación durante los partidos para que los árbitros puedan explicar unos pasos, por ejemplo?
Si no queremos hacer nada, dejarlo todo tal y como está, intentémoslo. 
SI REALMENTE ESTAMOS POR LA LABOR, HAGÁMOSLO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.